La PRESIÓN SANGUÍNEA y el café

Publicado por Fredo sábado, 2 de mayo de 2009


Si sufres de Enfermedades Cardiovasculares (CVD o afecciones coronarias) y/o te preocupa que tu consumo de cafeína pueda provocar o incrementar los riesgos de presión alta. Te has preguntado si puedes hacer algo para reducir tus niveles de presión o riesgos de CVD y si dentro de éstas cosas que puedes hacer o dejar de hacer, sen encuentran tus hábitos de consumo de café, con este artículo esperamos poderte aclarar algunos de estos puntos. En especial a la pregunta: ¿El Café afecta o contribuye a los riesgos de enfermedades coronarias? En México, las enfermedades cardiovasculares figuran como la primera (hombres) y segunda (mujeres) causa de mortandad, según los estudios y publicaciones realizados por la Secretaría de Salud. Las ECV han sido objeto de múltiples estudios científicos a lo largo de muchas décadas. Aún cuando los resultados arrojados por dichos estudios pueden diferir en algunas ocasiones, recientemente la Revista Americana de Epidemiología (The American Journal of Epidemiology) hace fuerte énfasis en que el consumo del café y/o cafeína no contribuye a las ECV. En estos estudios afirman también que aún con el consumo de varias tazas de café al día, no existe relación alguna de dicho consumo con los riesgos de ataques al corazón. Citando a Warren G. Thompson, M.D., publicó en un artículo en The American Journal of Medical Sciences, en el que dice: "Entre más estudios se hacen y más a detalle, los resultados muestran que la ingestión del café no aumentan el riego de enfermedades coronarias".


El Café y la Presión Sanguínea

Willet et. al, plubicó sus resultados en la Revista de la Asociación Americana de Medicina (Febrero de 1996), en la que realizó estudios con más de 85,000 mujeres durante un periodo de mas de 10 años. Después de estos estudios a fondo y descartar los riegos naturales en cada una de las mujeres en dicho estudio, no encontró evidencia alguna para asociar el consumo del Café con riesgos de ECV para mujeres que consumieron 6 o más tazas de café al día. En 1990 la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra, publicó resultados de estudios realizados con 45,000 hombres, con los mimos niveles de consumo y llegando a la misma conclusión. A pesar de anteriores controversias en este asunto, la mayoría de los investigadores ahora coinciden en que el consumo regular del Café y/o cafeína no tiene prácticamente ningún efecto en los niveles de Presión Sanguínea. Muchos de estos estudios revelan que aún cuando existen ligeros cambios en los niveles de la presión sanguínea en la proimera ocasión que consumimos la cafeína, estos cambios son mínimos y pasajeros; y que con el consumo regular de la cafeína no existen cambios en la presión. Y que incluso con la reducción en el consumo de la cafeína, cuando se trata de pacientes que ya tienen Alta Presión, esta restricción no ayuda a reducir sus niveles. Con estos y muchos más estudios, creemos podemos concluir que existe suficiente evidencia que descarta la relación del consumo de Café/Cafeína con un incremento en la Presión Sanguínea e incluso con riesgos de ECV.

Matt Pitcher, nos dice que como un entrenador certificado, ha aprendido que la mejor manera de contrarrestar los riesgos de ECV y Alta Presión es mediante la realización constante de ejercicio o alguna actividad física y NO con la reducción o restricción en el consumo del café o cafeína. Incluso existen estudios que demuestran que las personas que realizan constantemente alguna actividad física, tienen de un 20% a un 50% menos riesgos de ECV o de Alta Presión. Además de la reducción de peso, el realizar ejercicio reduce los riesgos de ataques al corazón, ECV, ayuda a reducir los niveles de colesterol y elevar los niveles de colesterol 'bueno' (HDL-C), ayuda a reducir la presión sanguínea, etc. Cuando se realiza un ejercicio más vigoroso, como son los conocidos como aeróbicos (correr, nadar, etc.) hay beneficios extras, no sólo para evitar riesgos, sino que fortalece el corazón y los pulmones. En especial si dicho ejercicio se realiza durante unos 30 minutos con la intensidad adecuada y al menos 3 o 4 veces por semana. Para la mayoría de nosotros, no es necesario ver a un doctor antes de empezar con un programa regular de ejercicios, sin embargo, si sufres ya de presión alta, si sufres de presión en el pecho o te sabes con algún padecimiento, te recomendamos que visites a un médico y el ejercicio que realices sea bajo la accesoria de algún entrenador.

Conclusión

El consumo del café no aumenta los riesgos de Alta Presión no ECV. Dejando a un lado tu taza de café, tampoco te va a ayudar a reducir dichos riesgos, sin embargo, ejercitándote, si lo hará. Así que adelante y salud con una buena taza de café.

0 comentarios

Publicar un comentario



"Por fortuna, Macondo no es un lugar sino un estado de ánimo que le permite a uno ver lo que quiere ver, y verlo como quiere"

Cafe Macondo México DF